Subvenciones y ayudas

Por suerte en muchos lugares del mundo se ha creado a través del cobro de impuestos de los estados, es decir de nuestro dinero, unos fondos sociales para ayudas a personas sin trabajo (entre otras ayudas)

Pero la cuestión es, si sería más adecuado ayudar a empresas en la contratación laboral, en especial las llamadas Pymes , para que pudieran tener más personas empleadas.

Imaginemos esta situación:

Persona que no encuentra trabajo ( y que quiere trabajar) y que percibe por ejemplo 750 euros al mes como ayuda.

¿Sería adecuado  proponer a ciertas empresas que contraten por un tiempo acordado a esa persona,  y a cambio la empresa reciba la misma subvención?

El coste  para las arcas del estado es el mismo.

Seguramente ese nuevo puesto de trabajo generará mayor facturación a la empresa  y como consecuencia un impuesto llamado IVA , que llega directamente a los fondos del estado. Porque si solo se subvenciona al trabajador, no se genera riqueza.

Este sistema crea riqueza aumenta el número de personas trabajando para adquirir otros bienes, hace crecer a las empresas y mantiene a la persona ocupada y en constante desarrollo formativo en su actividad laboral.

En mi opinión, las miles de pequeñas empresas en su conjunto han sido, quienes, con esfuerzos y amor por el trabajo, fueron un notorio motor para el crecimiento del país, y las estamos perdiendo.

Y como nota final. Sería necesario un control riguroso en el análisis de quienes perciben ayudas.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba